Si me atas en la calle, me dejas expuesto a todo

Hemos querido titular así este post, con la esperanza de llegar a aquellas personas que, por desconocimiento, dejan tranquilamente a sus compañeros perrunos atados en la calle, para ir a comprar el pan, entrar en el supermercado, o incluso, para tomarse una caña en el bar. Quiero pensar que no son conscientes de los peligros…