Mi querida estrella de Navidad. Star of Bethlehem

Las cosas en la Naturaleza no siempre son lo que parecen; hay animales y flores de gran belleza que encierran dentro de sí venenos letales, aunque como todo, si uno es capaz de verlo desde otro ángulo, se puede transformar ese veneno en una medicina o una esencia para sanar el alma.

En los prados y pastos libres, crece una flor de grandes pétalos blancos, con forma de estrella acampanada, que se abre cuando sale el sol para cerrarse de nuevo a mediodía, como si se protegiera de la oscuridad: la Estrella de Belén.
Aunque en su estado natural es una flor altamente tóxica si se ingiere, de ella nace una de las esencias más hermosas y a las que más cariño tengo.
La Estrella de Belén es un bálsamo para el alma. Cuando sufrimos un trauma, un shock emocional o físico, quedamos desorientados: esta flor recompone nuestras piezas rotas y las vuelve a conectar.
El Dr Bach decía que «la paz de espíritu y la armonía con el alma son las mayores ayudas para la curación», y a ello nos ayuda esta esencia, abrazando a aquellos que se niegan a sí mismos el consuelo de los suyos, arrastrando el dolor o la pérdida.

Y así, un pequeño cuerpo roto en proceso de unir todas sus piezas, es mi amiga Navidad, una preciosa gatita blanca que cada día supera un poco más todo cuanto le ha ocurrido en el pasado.
Navidad es ancianita recogida de las calles sevillanas, por un ángel que no quiso mirar a otro lado.
Tiene artrosis por la edad y carcinoma en sus dos orejas, pero por encima de todo esto, es una estrella con una mirada llena de luz, una gata dulce que cada día trabaja para superarlo todo.
Cuando recibí su foto, enseguida pensé en la Estrella de Belén. Era blanca, cerrada en sí misma, pero con una mirada que lo iluminaba todo y que pedía a gritos un abrazo.

Ambas son estrellas que me recuerdan que, por muy perdido que esté el camino, siempre encontraremos consuelo para volver a recobrar el equilibrio.
Para ti, mi Navidad, espero que estas palabras te aporten fuerza para volver a unir todas tus piezas, como ya lo estás haciendo; y recordarte que pronto aparecerá una familia maravillosa que verá toda la luz que llevas dentro, y que querrá adoptarte como su nueva estrella.

Comentarios

  1. Vicky 8 diciembre, 2017 at 8:55 am

    Bella la explicacion y preciosa mencion a Navidad que ayuda a comprender su significado.
    Gracias por tu generosidad Cristina.

  2. Navidad 13 diciembre, 2017 at 4:47 am

    Gracias mi hada. El lunes curaron mis heridas después de la operación. Todo va muy bien. Si voy mejorando así, el próximo lunes me quitarán el collar isabelino y podré hacer vida normal.
    Después empezaré con la quimio, para mi no es tan traumático como para las personas pero aumentará muchísimo la calidad de vida del poco o mucho que me quede a este lado del arcoiris.
    Un prrr muy fuerte, mi hada.

    • Esencias y huelllas 13 diciembre, 2017 at 9:12 am

      Gracias siempre a ti, por tu valor incansable, por no mirar hacia otro lado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombre *
Correo electrónico *
Web