¡Hola mundo!

Bienvenidos a Esencias y huelllas, un espacio que empezamos a recorrer hoy, y del que esperamos seáis parte.

En cualquier camino se aprende, se comparte, y se crece. Éste es el motivo por el que hemos decidido crear esta página.
Como explico en el apartado «Quiénes somos», han sido mis animales quienes me han puesto en él, quiénes me han ayudado a descubrirlo cuando estaba a punto de perderme.
Quizá os preguntéis por qué muchas veces me refiero a mí como «nosotros». Sería egoísta pensar que todo este proyecto ha sido idea mía: los auténticos artífices son Mojito y Nala, dos de mis morenitos de cuatro patas.
He pasado muchos años empeñada en encontrar maestros, sin ver que realmente ya les conocía, y tenía la gran suerte de compartir casa con ellos.
Me han hecho de espejo para mostrarme que, como decía Richard Bach, aprender es descubrir lo que ya sabes. Sólo necesitamos conectar con nosotros para entender un conocimiento que ya es innato en nosotros; nacemos con él, pero nos han hecho olvidarlo en el colegio, en la ciudad.

A través de este espacio, quiero compartir mis vivencias, mi visión sobre la terapia floral, y sobre nuestros grandes compañeros de camino: los animales. Cada vez hay más gente que se acerca a ellos, y tiene un porqué.

Espero que resulte útil para otras personas, para que entiendan que, nos ocurra lo que nos ocurra, siempre se puede brillar. Que despierte esa conexión tan hermosa que tenemos con la naturaleza y los animales, algo que la nueva sociedad se empeña en apagar, para volver a vibrar en la que era nuestra frecuencia de origen.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.